– 3 de febrero de 1812- 

Fuente: Instituto Nacional Sanmartiniano

Compartimos con Uds. a 199 años del Combate de San Lorenzo, llevado a cabo el 3 de febrero de 1812, una síntesis del Parte de la victoria del mismo, suscrito por el Coronel José de San Martín, al Superior Gobierno de Buenos Aires. El prócer se sentó a la sombra de un pino que todavía se conserva en el huerto conventual de San Lorenzo, y escribió así este informe. Este breve combate tenía importancia para el país porque aseguró la paz de los ríos y las provisiones del ejército sitiador de Montevideo que no tardó en caer; conservó el comercio con Paraguay y escarmentó a los invasores, quienes no volvieron a tentar aventuras de ese género sobre la costa argentina. Consolidó, en una palabra, la situación estratégica de Buenos Aires, centro de la naciente revolución. El combate de San Lorenzo fue el punto de arranque de la carrera triunfal en que palpita el generoso espíritu sanmartiniano y el único librado en nuestro territorio.

“Exmo. Señor: 
Tengo el honor de decir a V.E. que en el día 3 de febrero los granaderos de mi mando en su primer ensayo han agregado un nuevo triunfo á las armas de la patria. 
Los enemigos en número de 250 hombres desembarcaron a las 5 y media de la mañana en el puerto de S. Lorenzo, y se dirigieron sin oposición al colegio S. Carlos conforme al plan que tenían meditado en dos divisiones de a 60 hombres cada una, los ataques por derecha e izquierda, hicieron no obstante una esforzada resistencia sostenida por lo fuegos de los buques, pero no capaz de contener el intrépido arrojo con que los granaderos cargaron sobre ellos sable en mano: al punto se replegaron en fuga a las bajadas dejando en el campo de batalla 40 muertos, 14 prisioneros de ellos, 12 heridos sin incluir los que se desplomaron, y llevaron consigo, que por los regueros de sangre, que se ven en las barrancas considero mayor numero. Dos cañones, 40 fusiles, 4 bayonetas, y una bandera que pongo en manos de V.E. y la arrancó con la vida al abanderado el valiente oficial D. Hipólito Bouchard. 
De nuestra parte se han perdido 26 hombres, 6 muertos, y los demás heridos, de este número son: el capitán D. Justo Bermúdez, y el teniente Manuel Díaz Vélez, que avanzándose con energía hasta el borde de la barranca cayó este recomendable oficial en manos del enemigo. 
… Seguramente el valor e intrepidez de mis granaderos hubieran terminado en este día de un solo golpe las invasiones de los enemigos en las costas del Paraná, si la proximidad de las bajadas no hubiera protegido su fuga, pero me arrojo a pronosticar sin temor que este escarmiento será un principio para que los enemigos no vuelvan a inquietar a estos pacíficos moradores. 
Dios guarde a V.E. muchos años. San Lorenzo, Febrero 3 de 1813”. 


JOSÉ de SAN MARTÍN

Scroll Up