Himno al General San Martín

Música: Arturo Luzzatti – Letra: Segundo M. Argarañáz


Yerga el Ande su cumbre más alta,
dé la mar el metal de su voz
y entre cielos y nieves eternas
se alza el trono del Libertador.

Suenen claras trompetas de gloria
y levanten un himno triunfal,
que la luz de la historia
agiganta la figura del Gran Capitán.

De las tierras del Plata a Mendoza,
de Santiago a la Lima gentil
fue sembrando en la ruta laureles
a su paso triunfal, San Martín.

San Martín, el señor de la guerra,
por secreto designio de Dios,
grande fue cuando el sol lo alumbraba
y más grande en la puesta del sol.

¡Padre augusto del pueblo argentino,
héroe magno de la libertad!
A tu sombra la patria se agranda
en virtud, en trabajo y en paz.

¡San Martín! ¡San Martín! Que tu nombre
honra y prez de los pueblos del sur
aseguren por siempre los rumbos
de la patria que alumbra tu luz.


! La música es de Arturo Luzzatti y la letra de Segundo Argañaraz. Se cantó por primera vez en Campo de Mayo en 1906. En el año 1998, Lito Vitale llevó a cabo una producción especial titulada “El grito sagrado”, en la que convocó a Pedro Aznar para que llevara a cabo una nueva versión.


Marcha San Lorenzo

Letra: Carlos J. Benielli – Música: Cayetano A. Silva



Febo asoma; ya sus rayos
iluminan el histórico convento;
tras los muros, sordo ruido,
oír se deja de corceles y de acero.
Son las huestes que prepara
San Martín para luchar en San Lorenzo;
el clarín estridente sonó
y la voz del gran jefe a la carga ordenó.

Avanza el enemigo a paso redoblado,
al viento desplegado su rojo pabellón.
Y nuestros granaderos,
aliados de la gloria,
inscriben en la historia
su página mejor.

Cabral, soldado heroico,
cubriéndose de gloria,
cual precio a la victoria,
su vida rinde, haciéndose inmortal;
y allí, salvó su arrojo
la libertad naciente
de medio continente,
¡Honor, honor al gran Cabral!


! Se trata de una marcha militar compuesta en 1901 por el músico uruguayo nacionalizado argentino Cayetano Alberto Silva, que honra el Combate de San Lorenzo, en el que se enfrentaron las tropas del Coronel de Granaderos José de San Martín y tropas realistas. La letra es de Carlos J. Benielli. La Marcha de San Lorenzo cuenta lo que sucedió el 3 de febrero de 1813.


Vals El Santo de  la  espada

Autor: Reinaldo Yiso


“Lloraba la nenita en brazos del abuelo
mimosa le decía no sé con qué jugar,
entonces el anciano trayendo unas medallas
le dijo juega hija y deja de llorar.

Allí sobre su pecho las fue poniendo todas
corría la nietita luciéndolas feliz,
la gloria de algo  sirve se dijo aquel  anciano
aquel anciano era José de San Martín.

Entrecerró sus ojos y vio sus granaderos
luchando en San Lorenzo, Chacabuco y Maipú,
la nieve de los Andes blanqueando sus cabellos
y más allá  los libres de Chile y de Perú.

Un lagrimón rebelde corrió por sus mejillas
con paso tembloroso llegose hasta un arcón,
desenvolvió una vieja bandera azul y blanca
la acarició mil veces y mucho la besó.

Así era aquel bravo e indómito guerrero
amante de los niños de seda el corazón,
de acero en las batallas él se jugaba entero
dio todo por su Patria y nada le pidió.
La historia  es ajena a todas las pasiones
con letras en relieve supo escribir así,
el Padre de la Patria, de esta Argentina grande
fue el Santo de la Espada José de San Martín”.


! Grabado por el maestro Alfredo D´Ángelis con la voz de Julio Martel. Canción donada por Sra. Gladys Chaparro, sanmartiniana casildense


Cueca Los Sesenta Granaderos

Letra: Hilario Cuadros – Música: Félix P. Cardozo



Ante el Cris, ante el Cristo Redentor
se arrodi, se arrodillaba un arriero
y roga, y rogaba por las almas
de los bra, de los bravos granaderos.
Eran se, eran sesenta paisanos,
los sesen, los sesenta granaderos;
eran va, eran valientes cuyanos
de cora, de corazones de acero.
Quiero elevar mi canto
como un lamento de tradición
para los granaderos
que defendieron nuestra nación.
Pido para esas almas
que la bendiga Nuestro Señor.

Nuestra Se, Nuestra Señora de Cuyo
contempló la cruzada de los Andes
y bendijo al General San Martín
el más grande, el más grande entre los grandes.
Cuna de, cuna de eternos laureles
Con que se, con que se adorna mi patria,
es Mendó, es Mendoza la guardiana
por ser la, por ser la tierra más gaucha.
Quiero elevar mi canto
como un lamento de tradición
para los granaderos
que defendieron nuestra nación.
Pido para esas almas
que la bendiga Nuestro Señor.


Chamamé del Gurí Libertador

Se trata de una versión cantada por Soledad Pastorutti para los más chicos.



Josecito andá, vení
me piden hacer mandados
el más chico San Martín
el menor de cinco hermanos.

Yapeyú donde nací
ya nos vamos para España
Voy a extrañar
mi higuerón
mis amigos
y mi espada

A los once ya aprendí
de la guerra y de las armas
desde Murcia al marroquí
combatí en tierra africana.

Y hoy dicen que Napoleón
quiere gobernar Europa
tranquilo Fernando rey
lo frenaré con mi tropa.

En la batalla de Bailén
no me asusté y gané medallas
ahora que soy coronel
¿puedo ir un rato a la playa?

En Inglaterra y Portugal
insisten en ver mi sable
después de tanta guerra sin paz
me voy a Londres
tengo un pasaje.

Ninguna nación
imperio ni rey
nos puede imponer
qué hacer ni pensar
Soy Libertador
para América
hay que embarcar.

Scroll Up